Etiquetas

, , , ,

Que lo que somos nunca sea suficiente,

que el ser increíbles sea la línea de salida para que lo magnífico sea la meta.

Que si soñamos, sea a lo grande, y que la grandeza como tal nunca sea el

obstáculo de fallar en el cumplimiento.

No perder el norte por el camino sabiendo que las cosas más insignificantes y

pequeñas son la clave del éxito.

Que nadie evite el suelo, y quien lo evite, estará evitando el propio curso de la

vida.

Porque quien no conoce el daño, el dolor o el sufrimiento, no sabrá apreciar el

cariño, la alegría y la felicidad.

La victoria no está en el equilibrio.

No estarás más que evitando el fracaso mientras la cuerda sea tu enemiga.

Será cuando tengas tanta confianza en ella para poder saltar y arriesgarte a

caer en las redes creyendo plenamente en sus posibilidades, cuando

alcanzarás el cielo con tus manos.

Porque la grandeza no es más que FE.

Anuncios