“No sólo hay que tener el valor de levantarse cada día, también es necesario desarrollar la destreza de luchar para que cada minuto marque un antes y un después en tu vida. No hay que obsesionarse, lo vas aprendiendo conforme terminan las jornadas y te das cuenta de que al final del día levantarse no es más que una acción pero mirar atrás y ver que conseguiste hacer una bonita historia de ese día, no tiene valor que lo iguale”.

L.F

image

Anuncios