Los mejores viajes son aquellos que no se planean. No por la emoción que te provoca experimentar cosas nuevas si no por la adrenalina que te produce el desconocimiento.  Pero aún más importante son las personas que componen cada paso del camino, andar solo es bueno para tus pensamientos pero detenerse y saber que hay alguien agarrando tu mano es la mejor cura del alma.”

-L.F

image

Anuncios