Etiquetas

, ,

Qué bonito es Sevilla cuando respira alegre sus mañanas. Qué bonita la gente que por sus calles pasea haciendo mas amena sus labores. El brillo de cada esquina y la esperanza entre miradas. Qué bonita cuando calla pero más bonita es cuando habla. Qué me gusta que no diga nada para yo poder inventar sus palabras. Cómo disfruto viéndola ahí sentada a orillas de un río verde que más que reflejarla la turbia de recuerdos de épocas doradas. Qué bonito los colores que a cada estacion acompañan. Me gusta el verde grana, el amarillo pasión, el rojo esmeralda. Porque Sevilla es así de impredecible pero más impredecible es ella misma por ser esclava del arte que por sus venas le corre y le mata.

Porque Sevilla es la reina de los locos y somos los locos los que por ella somos capaces de hacer las más celebres locuras. Sevilla es eso que se ve y eso que no se ve. Y ser eso es cosa de pocos. Tentación de muchos, muchos que tentar no quisieran. Suerte de varios que por gafe fueron conocidos. Truanes todos los que de su magia nos deleitamos sin darle las gracias por su exquisito gusto a la hora de rebelarnos sus más profundos deseos. Sevilla pecadora y como pecadora humana. Qué bonita es Sevilla de cerca pero más bonita se ve de lejos porque la belleza no se mide en cantidad sino en calidad. Por eso sevilla es bella porque aunque no sea gran cosa representa la mayor de las grandezas.

Anuncios